Contabilización de un ‘renting’

Post 102 of 211

Los ‘renting’ no siempre se contabilizan como un alquiler.

Cuando una empresa alquila un bien, lo normal es que contabilice las cuotas satisfechas como gasto y que se las deduzca en el Impuesto sobre Sociedades. No obstante, en ocasiones esta forma de actuar no es correcta:

  • Si el bien alquilado no va a sufrir una pérdida de valor significativa durante el alquiler y además va a ser devuelto al propietario al fin del contrato, se tratará de un “alquiler operativo” y el arrendatario sí deberá contabilizar las cuotas como gasto (por ejemplo, el simple alquiler de un local).
  • Pero si la operación está más cerca de una venta a plazos que de un alquiler (porque, por ejemplo, las cuotas cubren todo su coste, o si al finalizar el contrato el bien objeto del renting ha perdido casi todo su valor), se tratará de un “alquiler financiero”.

renting

Y en ese caso el activo deberá contabilizarse como si fuera un inmovilizado (es decir, como si se tratase de un leasing). Si va a formalizar un ‘renting’, infórmenos. Nuestros profesionales le indicarán la forma correcta de contabilizarlo.

CONTABILIDAD | Si las características del renting se acercan a las de una venta a plazos se tratará de un “alquiler financiero”, y la operación deberá contabilizarse como si se tratase de la adquisición de un inmovilizado.

Fuente: Indicator

Menu